logo-facebook logo-instagram

BLOG » Bebes

Estimulación precoz

Publicado el 05 de Enero del 2015 | 1377 lecturas | 2 comentarios | Etiquetado en bebes

Estimulación precoz del bebe

Como no podía ser de otro modo y después de haber sido mama por tercera vez voy a hablar de los bebés. Muchas veces me dicen que tengo unos niños muy espabilados. Me hace gracia porque además de la genética me gusta espabilarlos a mi. Se trata de estimularles o lo que de forma técnica se llama la estimulación precoz. Desde el momento de su nacimiento el recién nacido aprende. Los estímulos del olor de la madre, del tacto de su piel, etc., van a hacer que aprenda a distinguirte de otras mamás. Esos estímulos se generan de forma natural y espontánea.

Si hemos decidido darle el pecho y somos primerizas lo primero es tener la lactancia instaurada y luego poco a poco realizaremos otros estímulos.

Necesidades de los bebes y su desarrollo Part.1

Publicado hace 2 meses | 152 lecturas | 0 comentarios | Etiquetado en bebes

Recién nacido busca a su mamá:

Durante muchos años. En nuestras instalaciones hemos hecho clases de preparación al parto. Puede que a alguno le ofenda esto pero nuestra prioridad siempre ha sido el bebé. Que el pequeño se encuentre bien, que haya un buen parto o cesárea, una buena recuperación, etc. Por su puesto, que la madre esté bien es básico y esencial. El neonato está ligado íntimamente con la mujer y por ello es la base sobre la que construimos esa nueva vida.

Parece que vamos evolucionando en muchas cosas pero en otras estamos empeorando la calidad de vida a pasos agigantados. Antes dabas a luz y te reclutabas en casa con ayuda de algún familiar que te ayudaba y poco más que te quedabas en la cama bebiendo caldito de gallina para recuperarte. Hoy en día no. Eso de la igualdad es una lucha incansable por demostrar no sé a quién que podemos con todo. Así que decidimos maquillarnos como tapias desde una hora después de un parto (que en el mejor de los casos es una maratón en toda regla) y prepararnos para exhibirnos al mundo como si no hubiera pasado nada. Nuestro cuerpo nos pide descanso, nuestro niño necesita que descansemos. Pero somos supermujeres y no nos lo podemos permitir. No nos permiten que lo hagamos. Necesitamos descansar para que suba la leche correctamente o simplemente para que el mayor esfuerzo no sea en sonreír a las visitas de turno sino en cuidar a nuestro nuevo bebé y a nosotras mismas.